menu home entrelas

logo regionales

Salones regionales

logo laboratorios

Propósitos y tejido socio-cultural

Propósitos 

Los Laboratorios de la región Orinoco-Amazonía coinciden en los siguientes propósitos:

  • Experimentar prácticas artísticas que generen sensitividad hacia estéticas locales, cohesión social y pensamiento crítico,  de modo que se promueva la visión de mundo y la realidad cotidiana de los participantes, y se rescaten valores simbólicos artísticos y culturales ancestrales y actuales, tangibles e intangibles.
  • Explorar formas como la pedagogía aplicada puede contribuir a restaurar el tejido social y cultural en las distintas comunidades donde se realizan los Laboratorios.
  • Promover la auto-gestión de obras y proyectos expositivos.

Participantes

En Los Laboratorios de Artes Visuales de los Departamentos de Amazonas, Guainía, Guaviare y Meta, participaron en total 177 personas de muy variada procedencia étnica y con gran potencial expresivo y cultural. Cada grupo estuvo compuesto por distintos tipos de población: Mujeres indígenas que viven en sus comunidades, mujeres docentes de colegios oficiales, artistas auto-didactas, gestores locales, niños y niñas.

Contexto socio-cultural            

En la región de la Amazonía se desarrollaron Laboratorios en los siguientes lugares: En Macedonia, Amazonas, Corregimiento situado sobre el río Amazonas; en Inírida, Guainía, ciudad fundada en 1965, siendo la más nueva de las capitales colombianas; en Miraflores, Guaviare, población que se encuentra sobre la ribera del río Guaviare, categorizada como Municipio en agosto de 2013, al tiempo que celebró su cumpleaños número 21. El territorio de esta región es selvático, casi todo llano con escasas montañas de poca altura, gran biodiversidad de flora y fauna y lagos y ríos caudalosos tributarios del río Amazonas, lo que la hace muy fértil. Su clima oscila entre los 25 y 35 grados centígrados debido a su paisaje húmedo-selvático. Sin embargo, entre los meses de junio y julio se presenta un particular fenómeno climático denominado heladas del Brasil, en el que la temperatura desciende hasta los 8 grados centígrados Esta región tiene nueve parques Nacionales, de los cuales en el de Chiribiquete tiene más de 80 complejos pictóricos, con cerca de 20.000 pinturas rupestres. El territorio de la Amazonía es muy difícil de penetrar por vía terrestre; allí, las vías fluviales son los principales medios de transporte. Del centro del país se accede por vía aérea a las principales ciudades de la zona. 

Por su parte, el Laboratorio del Meta pertenece a la Orinoquía. Esta  región del oriente del país se extiende desde los Andes, comprende el parque natural de La Macarena, hasta la selva amazónica, con grandes ríos como el Orinoco, Arauca y Guaviare. Gran parte de este territorio lo constituyen los Llanos Orientales. Desde la época de La Colonia española, en el municipio de San Martín de este Departamento, se representan anualmente Las Cuadrillas, un bello espectáculo ecuestre de integración étnica y cultural única en la historia de las artes tradicionales del país. El acceso a la capital del Meta es fácil por vía terrestre y aérea.

La región Orinoco-Amazónica tiene una hermosa producción artesanal con características propias. Artesanos de las etnias Tikuna, Cocama, Yagua y Miraña, organizados en asociaciones, practican la talla en madera, la pintura en corteza de árbol y los tejidos con diversas fibras. Representan las plantas y los animales de la selva que bien conocen, y los seres mitológicos de sus tradiciones. El Corregimiento de Macedonia (Amazonas) es uno de los centros creativos más reconocidos, en este se encuentra una institución educativa con énfasis en las artes plásticas. 

Mientras la región del Orinoco es habitada por diferentes grupos indígenas, llaneros mestizos entre indígenas e hispánicos (etnia consolidada durante La Colonia), y  colonos provenientes de los departamentos del interior del país, la del Amazonas alberga 26 etnias indígenas, una minoría étnica afro-descendiente, y también colonos del interior del país y del Brasil. En la región Amazónica, la pesca, la agricultura y la ganadería constituyen gran parte de la economía, y en la Orinoquía hay una abundante actividad económica ganadera, petrolera y del gas. Sin embargo, los Coordinadores de los Laboratorios de Artes Visuales  señalan que la siembra de la hoja de coca y la producción de la cocaína son tal vez las actividades más lucrativas. Por ejemplo, en el Guaviare la coca es la moneda de circulación comercial, es común ver a los niños comprando productos de la canasta familiar con gramos de coca. 

Desde la década de los años 80, en esta zona la cotidianidad está permeada por el miedo y la desconfianza debido a la guerra y a violencias de distinto tipo que se han ejercido, incluso sobre la población civil, provocadas por el conflicto armado y el narcotráfico. La poca presencia del estado en considerables áreas del territorio, el aislamiento y la pobre comunicación de los habitantes de gran parte de la región entre sí y con el resto del país debido a lo impenetrable del territorio y a la poquísima cobertura de Internet (que se considera un lujo porque el servicio de energía es restringido), son circunstancias que al parecer favorecen el tráfico de drogas ilícitas y la guerra interna, particularmente en Meta y Guaviare. Esta situación ha provocado formas de violencia que devastan el tejido social y quebrantan el desarrollo cultural de las comunidades.   

De otra parte, pese a que en esta zona la mayoría de la población es indígena, la educación ofrecida en los colegios no incorpora valores y saberes de las diversas comunidades, con el riesgo de enajenar a niños, niñas y jóvenes de estas etnias al truncar su memoria ancestral y su sentido de vida. Así, a través de la educación se continúan extinguiendo culturas milenarias en vez de cultivar y enriquecer la diversidad de las regiones con programas interculturales. 

Ver contexto cultural más amplio y arte contemporáneo de la región Orinoco-Amazónica aquí 

Antecedentes de los laboratorios

En el marco del XI Festival Internacional de Cine y Video Indígena (Bogotá y Medellín 2012), emprendido por la Organización Nacional de Indígenas de Colombia (ONIC), se vincularon treinta realizadoras con la exposición fotográfica: La historia detrás de la imagen de una mujer indígena. Este proyecto, que permitió visualizar a la mujer indígena, sus contextos, espacios y pensamientos, fue inspirador de la propuesta de Tejedoras de la Imagen. Su Coordinadora quien había trabajado como docente de Educación Artística en el corregimiento de Tarapacá, Amazonas, consideró interesante realizar este proyecto de fotografía en Macedonia, con la participación de indígenas las etnias Tikuna y Bora.  

El Laboratorio de Guaviare en Miraflores ¿Cuál es el lugar de arte?, surge por la convicción de su Coordinadora, quien había hecho intervenciones artísticas en zonas del país que han sufrido los desmanes de la guerra, de que la creación artística puede darle nuevos significados a la cotidianidad, transformándola, y que esta tarea puede ser sostenible y de alto impacto social cuando se desarrolla en alianza con líderes comunitarios, empresas privadas y administraciones municipales. 

La motivación para realizar el Laboratorio de Inírida en Guainía: Arte en contexto: identidad y educación,  dirigido a educadores de la ciudad de Inírida, fue el de rescatar y dar valor a los saberes tradicionales de las culturas indígenas dentro del campo educativo formal. 

El Laboratorio de Villavicencio, Meta: Actos de Villanía quiso fortalecer el camino iniciado por el colectivo Villanos que unió a los artistas de Villavicencio y de los Llanos hace unos años, pero que se disolvió aunque sus participantes fueron muy activos. También tuvo en cuenta  que desde el 2010 en Villavicencio y sus alrededores se ha despertado una corriente artística con tendencia a fortalecerse, y se han generado espacios de encuentro y de formación artística aunque en la región no hay oferta de educación superior en artes. 

Enfoque conceptual de las propuestas

Los Laboratorio de Amazonas, Guaviare y Guainía justifican sus programas pedagógicos en la necesidad de fortalecer la identidad, el auto reconocimiento y valoración cultural a través de la puesta en marcha de prácticas artísticas, especialmente en las comunidades indígenas gobernadas y “educadas” por  instituciones y representan un sistema de valores y símbolos de la Colombia “blanca” e ignoran y desprecian en muchos casos las tradiciones ancestrales locales.  Particularmente el Laboratorio en Inírida destaca su enfoque Decolonial, y la corriente de los Estudios Culturales (Paulo Freire y Humberto Maturana) para rescatar y valorar saberes tradicionales de las culturas indígenas dentro del campo educativo, en el contexto de la interculturalidad.   

El Laboratorio del Meta se enmarca en la reflexión sobre la brecha existente entre los artistas formados académicamente y los autodidactas. 

Coordinación local

En el Laboratorio del Amazonas Diana Carolina Aldana Martínez asumió la coordinación local; en el de Guainía Ana María Villate Marín, Coordinadora del Laboratorio; en el de Guaviare Carolina Salazar, Coordinadora del Laboratorio; en el del Meta Angélica Rocío Ortiz Rodríguez, Coordinadora del Laboratorio. 

Apoyaron los Laboratorios

El Laboratorio del Amazonas, en Leticia, Corregimiento de Macedonia, fue apoyado por la Secretaría de Educación Departamental, en particular por los docentes del Área de Educación Artística de la Institución Educativa de Macedonia; el de Guaviare, en Inírida, por la Biblioteca Pública Municipal de Inírida y la Secretaría Departamental de Educación, Cultura y Deporte de Guainía, a través de la gestión de Cielo Amparo Sandoval; el de  Guaviare, en Miraflores, por la Emisora del Ejército, la Emisora La Marandúa, del Alcalde Julio Cesar González, la Casa de la Cultura, la Secretaría de Gobierno, la Secretaría de Planeación y la Comisaría de Familia; el del Meta, en Villavicencio, por el Espacio de Arte Quirón, el Instituto de Cultura del Meta, la Casa de la Cultura Jorge Eliecer Gaitán y la Fundación Espacio Periférico.